Dom. Feb 25th, 2024

En un informe reciente, se revela que el 26% de los puntos de recarga de acceso público en España se encuentran actualmente fuera de servicio.

Aunque España cuenta con un total de 25,180 puntos de recarga instalados, la cifra podría ser aún mayor, alcanzando los 34,049, si no fuera por los 8,869 puntos que enfrentan problemas técnicos o trabas burocráticas para su activación.

Este dato ha sido extraído del Barómetro de la Electromovilidad para el año 2023, subrayando la urgencia de abordar los desafíos que impiden el pleno funcionamiento de la infraestructura de recarga eléctrica en España.

La media de puntos de recarga eléctricos en España quedaría por debajo de la media europea

Durante los meses de julio, agosto y septiembre, el indicador que evalúa la introducción de vehículos electrificados en España y la instalación de infraestructuras y puntos de recarga para vehículos eléctricos de acceso público ha alcanzado una puntuación total de 13 puntos sobre 100. Aunque representa un crecimiento de 1 punto en el tercer trimestre, aún está lejos de la media europea, que se sitúa en 27 puntos sobre 100. Este retraso es motivo de preocupación, ya que evidencia la brecha entre España y sus homólogos europeos en la adopción de la movilidad eléctrica.

Más de 2.400 puntos de recarga para coches eléctricos instalados nuevos instalados en España de los cuales el 90% no funcionan

Un aspecto destacable en el tercer trimestre del presente año es el aparente buen ritmo de instalación de puntos de recarga de acceso público, con la incorporación de 2,420 nuevos puntos operativos. Sin embargo, este logro se ve empañado por la realidad de que 2,165 puntos de recarga, a pesar de estar instalados, no están operativos. Estas fallas pueden atribuirse a diversos problemas, desde daños en el equipo hasta demoras en la conexión a la red de distribución eléctrica, lo cual resalta la complejidad y las prolongadas esperas burocráticas que enfrenta este tipo de infraestructura en la actualidad.

Hasta el mes de septiembre, España cuenta con un total de 25,180 puntos de recarga de acceso público instalados, y de manera preocupante, 8,869 de estos puntos no prestan servicio para la recarga de vehículos eléctricos. Esta disparidad entre instalación y operatividad subraya la necesidad de abordar los desafíos técnicos y burocráticos que impiden el pleno funcionamiento de la infraestructura de recarga.

Los desafíos técnicos que enfrentan los puntos de recarga de coches eléctricos en España abren la brecha en electromovilidad

Estos datos subrayan la creciente brecha que España enfrenta en términos de electromovilidad en comparación con otros países europeos. En un contexto donde la descarbonización del parque móvil es crucial, es evidente que España necesita acelerar su adopción de medidas más efectivas para superar a las naciones que la preceden.

En este sentido, es relevante destacar el caso de Portugal, que ha experimentado un notable crecimiento de 2 puntos en el último trimestre, alcanzando los 25.8 puntos y acercándose rápidamente a la media europea. Este avance se atribuye a medidas efectivas, como incentivos fiscales y un impulso centralizado en la expansión de los puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Mientras tanto, países como Alemania y los Países Bajos registran un crecimiento significativo que supera los valores medios europeos. En contraste, Italia, Hungría y la República Checa muestran estancamiento, con crecimientos que no superan medio punto en ningún caso.

Si analizamos estos datos a nivel nacional, destaca el crecimiento de Castilla-La Mancha (+1,7 puntos), que consigue mejorar la media del país con una puntuación de 13,2, y también el de Canarias, Madrid y Navarra, que han registrado incrementos notables, aumentando 1,6, 1.5 y 1.4 puntos, respectivamente.

Durante el tercer trimestre de 2023, el indicador de penetración del vehículo electrificado logra una valoración media de 19.9 puntos, lo que representa un aumento de 1 punto. Con esta puntuación, España se sitúa en el cuarto lugar por la cola en el ranking europeo, no consiguiendo avanzar a la misma velocidad que la media del resto de países de la UE, que mejora en 1.9 puntos. Nuevamente, Portugal destaca con una subida de 4.3 puntos, situándose ya cerca de países como Alemania.

El ritmo de desarrollo de nuevos puntos de recarga de coches eléctricos en España no es suficiente…

En los últimos años, España ha ido evolucionando hacia un mercado más electrificado, así como hacia un mayor desarrollo de puntos de recarga de coches eléctricos. Pero el ritmo no es suficiente, ya que a la velocidad actual, no se alcanzará este año el objetivo de 190,000 turismos electrificados necesarios para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones para 2030. En concreto, a cierre del tercer trimestre se han matriculado 79,733 unidades, por lo que apenas se superarán las 100,000 unidades a final de año.

En la actualidad, solo el 26% de los puntos de recarga de coches eléctricos de acceso público en España corresponde a carga con potencia superior a 22 kW; el 74% de los puntos de recarga de acceso público totales son de baja potencia, lo cual implica un tiempo de recarga mínimo de 3 horas.

Por otra parte, entre julio y septiembre de 2023 se han instalado 1,495 puntos de recarga entre 50 kW y 150 kW de potencia, un crecimiento muy superior al habitual de los trimestres anteriores. Este número representa el 62% del crecimiento del trimestre, siendo un dato muy positivo. En cuanto al número de puntos de recarga superiores a 150 kW, en el tercer trimestre han abierto 63 nuevos, siendo un crecimiento similar al del trimestre anterior, con una tasa de crecimiento inferior al 3%.

Como contrapunto, destaca el crecimiento de los puntos de recarga no operativos durante los últimos tres meses, que casi aumentan al mismo ritmo que los puntos operativos, sumando 2,165 más. De esta manera, actualmente hay un total de 8,869 puntos de recarga no operativos en España, un 32,3% más. Más allá de mejorar la situación, los puntos fuera de servicio continúan creciendo a tasas muy altas, representando el 26% del total de los puntos de recarga de coches eléctricos de acceso público instalados en España.

”Se han de simplificar los trámites para que los puntos instalados den servicio lo antes posible. De nada sirve instalar un punto y que no esté operativo durante meses. Tan importante es que haya vehículos electrificados en circulación como que sus usuarios tengan la certidumbre de poder cargarlos en cualquier trayecto y momento”, destacó José López-Tafall, director general de ANFAC.