Dom. Feb 25th, 2024
Valencia Plaza. (2023). Planta de Ford en Almussafes [Image]. Recuperado de https://valenciaplaza.com/almussafes-y-ford-europa-llegan-a-un-acuerdo-para-asegurar-el-futuro-de-la-plantaValencia Plaza. (2023). Planta de Ford en Almussafes [Image]. Recuperado de https://valenciaplaza.com/almussafes-y-ford-europa-llegan-a-un-acuerdo-para-asegurar-el-futuro-de-la-planta

Ford está considerando aplazar las decisiones de inversión relacionadas con la electrificación de su fábrica en Almussafes, Valencia.

Este anuncio llega en un momento crítico para la compañía Ford, que se encuentra en pleno proceso de despido de 1,100 empleados en medio de la incertidumbre sobre la llegada de las inversiones necesarias para producir la nueva generación de vehículos eléctricos de Ford en Europa en su planta de Almussafes.

Este aplazamiento por parte de Ford se produce en un contexto de cambio determinante en el sector automotriz hacia la electrificación y la sostenibilidad, y plantea preguntas sobre la posición de Ford en el mercado europeo y su compromiso con la transición hacia vehículos más ecológicos.

UGT se pronuncia ante el aplazamiento de la electrificación en Almussafes

La noticia del aplazamiento de la electrificación, ha caído como una bomba entre los empleados de la planta de Almussafes y ha llevado a una reacción inmediata por parte del sindicato mayoritario, UGT. En un comunicado, UGT ha expresado su profunda preocupación y ha calificado el cambio de posición de Ford como una “alteración de lo inicialmente establecido y acordado”. La incertidumbre sobre el futuro y el aplazamiento de la electrificación en Almussafes ha generado un clima de tensión entre la dirección de la compañía y los representantes sindicales.

En el comunicado emitido, la UGT ha señalado que a través de esta decisión, la compañía Ford ha colocado tanto a la plantilla de Almussafes como a la del conjunto de Ford Europa, “en el alambre”, refiriéndose a la delicada situación laboral en la que deja esta decisión a los trabajadores. La UGT espera ahora una explicación por parte de la dirección mundial de Ford ante este aplazamiento, subrayando la importancia de obtener aclaraciones urgentes.

Ante el aplazamiento de la electrificación de la planta, la UGT ya ha advertido que mantendrá una posición firme en defensa de los derechos y la estabilidad laboral de los trabajadores de la planta de Almussafes, permaneciendo “inalterable” hasta que Ford resuelva la incertidumbre, haciendo nuevamente hincapié en que cualquier cambio en las condiciones laborales deberá ser negociado de manera transparente y justa.

Ford aplaza la electrificación durante un proceso crítico que se cobra más de 1.000 despidos en la planta de Ford Almussafes

Mientras la plantilla directiva de Ford, desde Detroit, reevalúa las posibilidades de electrificación para Almussafes, UGT ha instado a la empresa a garantizar carga de trabajo suficiente para mantener la plantilla, inicialmente prevista en los planes de electrificación. Ante la posibilidad de que se retrase la producción de vehículos eléctricos, el sindicato propone potenciar la fabricación de vehículos híbridos como una alternativa viable. Además, exige una fecha concreta de revisión del Plan de Electrificación durante el proceso de transición.

El aplazamiento de la electrificación llega en un momento crítico, ya que la planta de Ford Almussafes se encuentra en medio de un proceso de despidos. El aplazamiento de la electrificación en la planta de Ford Almussafes, ocurre en pleno proceso de despido de 1,144 empleados, aprobado mediante un expediente de regulación de empleo (ERE) con votos a favor de UGT y en contra de Intersindical. La justificación del ERE se ha basado en la menor mano de obra necesaria para la fabricación de vehículos eléctricos, que ahora enfrenta un aplazamiento indefinido. La fecha límite para cubrir el 100% de los despidos, que afectan al 18% de la plantilla de Almussafes, es el 31 de diciembre.

Este proceso de despidos, ahora complicado por la incertidumbre en torno a la electrificación, ha generado preocupación no solo entre los trabajadores directamente afectados de la planta de Almussafes, sino también en la comunidad local que depende económicamente de la actividad de la planta de Ford. La fecha límite para cubrir el 100% de los despidos es el 31 de diciembre, lo que añade presión a las negociaciones entre la dirección de Ford y los representantes sindicales.

UGT y la dirección de Ford se han emplazado a volver a reunirse en diciembre, marcando una fecha crucial para el futuro de la planta de Almussafes. El sindicato destaca que la pelota está en el campo de la empresa, instándola a proporcionar respuestas claras y determinadas en medio de la complejidad del momento.

La Generalitat Valenciana destina casi 9 millones de euros a Ford Almussafes

En medio de este escenario incierto, el Gobierno valenciano ha destinado una partida de 8,5 millones de euros a Ford en sus presupuestos para el año 2024. Esta cifra, respaldada por la Generalitat Valenciana, representa una reducción de 2,5 millones en comparación con el presente ejercicio. Desde 2012, la Generalitat Valenciana ha inyectado un total de 181,1 millones de euros a Ford, subrayando la importancia de estas inversiones para el futuro económico de la Comunitat Valenciana.

La inversión de la Generalitat Valenciana en la compañía, representa un respaldo financiero a Ford en un momento crucial y demuestra el compromiso de la Generalitat con el sector automotriz y la importancia estratégica de la planta de Almussafes para la economía regional valenciana.

Sin embargo, el sindicato UGT ha instado al gobierno regional a ejercer presión sobre Ford para que clarifique sus planes de inversión y garantice la estabilidad laboral en la planta. Este respaldo financiero, aunque significativo, plantea interrogantes sobre las condiciones y compromisos que la Generalitat debería imponer a la compañía para asegurar el retorno de la inversión y la protección de los empleos en la región.

El futuro de Ford Almussafes en peligro por el aplazamiento de la electrificación

El futuro de Ford Europa se presenta en cuestión, y se espera que las próximas movilizaciones en Colonia, Alemania, la próxima semana, destaquen las preocupaciones y demandas de los trabajadores. UGT insta a Ford a dar respuestas concretas, recordando que en Valencia la compañía tiene un acuerdo con el sindicato que espera ver cumplido. En un escenario donde la indecisión prevalece, UGT se mantiene firme en su posición y, de ser necesario, está dispuesto a ofrecer soluciones para asegurar el futuro de la planta de Almussafes.

En este panorama de incertidumbre, las perspectivas y desafíos futuros para la planta de Almussafes y sus trabajadores están más en entredicho que nunca. La posible postergación de la electrificación podría tener consecuencias significativas no solo en términos de empleo, sino también en la posición de la planta en la cadena de suministro de Ford y en la competitividad de la región en el contexto europeo.

Los representantes sindicales, la dirección de Ford, y las autoridades regionales enfrentan la tarea de encontrar soluciones equitativas y sostenibles que permitan a la planta adaptarse a los cambios en la industria automotriz y garantizar un futuro estable y próspero para la comunidad local. Las próximas semanas y meses serán decisivos en la definición del destino de Almussafes y en la forma en que las partes involucradas aborden estos desafíos cruciales.