Vie. Jul 19th, 2024
mudancero-cajas

Dos hombres se enfrentan a cargos por lesiones después de un violento altercado durante una mudanza nocturna en Ourense.

La fiscalía busca penas diferenciadas debido a la gravedad de las lesiones causadas.

Una mudanza en plena madrugada se convirtió en el escenario de un enfrentamiento violento que llevó a Pablo B.S. y Stefan G.A. al banquillo de los acusados por un delito de lesiones en el Penal 2 de Ourense. La fiscalía ha presentado cargos contra ambos, aunque solicita una pena más leve para Stefan debido a que infligió menos daño en la pelea.

Los eventos que llevaron al juicio de ayer tuvieron lugar a la 1 de la madrugada del 3 de septiembre de 2020, cuando Stefan y dos amigos estaban trasladando muebles desde un bar hasta la planta baja de la residencia de Pablo, donde vivía con su entonces pareja. La situación escaló cuando Pablo, visiblemente molesto por el ruido, salió por la ventana y, sosteniendo un cuchillo en la mano, confrontó a Stefan, quien ya se encontraba en la furgoneta listo para partir. A partir de ese punto, ambas partes presentan versiones contradictorias y, según la fiscalía, incluso “surrealistas”.

Stefan alega defensa con un “Cuchillo para Pelar Patatas”

Stefan alega que bajó con un “cuchillo para pelar patatas” por temor a que Pablo estuviera armado con una navaja. Afirma que arrojó el cuchillo al suelo en un intento de calmar la situación, pero en respuesta, Pablo, mientras uno de sus amigos lo retenía, comenzó a patearlo y golpearlo con un palo de escoba que se rompió durante la pelea. Por otro lado, Pablo sostiene que el palo se rompió porque estaba “apolillado” y que solo estaba defendiéndose.

A pesar de las diferentes versiones de los hechos, la acusación plantea que ambos participaron en una pelea mutuamente aceptada en la que ninguno intentó evitar el conflicto. Sin embargo, solicita una pena más severa para Pablo, un año de prisión, argumentando que las lesiones sufridas por Stefan, por las cuales se solicita una multa, fueron más graves.

Este incidente en medio de una mudanza nocturna ha dejado a ambas partes en una situación comprometida, con un juicio que decidirá el castigo por las lesiones infligidas durante el altercado. La fiscalía, por su parte, continúa buscando justicia en este inusual caso.