Sáb. Jul 20th, 2024

La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Estados Unidos (EEOC) presentó en septiembre una demanda de 15 millones de dólares contra la empresa de mudanza Meathead Movers, acusándola de discriminación por edad.

La tranquila ciudad de San Luis Obispo, se ve sacudida por un enfrentamiento legal que podría tener consecuencias significativas para la empresa de mudanzas local, Meathead Movers. Meathead Movers, fundada en 1997 por los hermanos Aaron Steed y su hermano, se destacó inicialmente por su enfoque atlético en el servicio de mudanzas. A lo largo de los años, la empresa ha expandido sus operaciones a múltiples ciudades de California, manteniendo su distintivo énfasis en la destreza física y la actitud positiva. Sin embargo, este enfoque ahora está en el centro de una batalla legal que amenaza con alterar drásticamente la trayectoria de Meathead Movers.

Aaron Steed, actual director ejecutivo de la Meathead Movers, se mostró sorprendido por la demanda de la EEOC, señalando que la agencia ha estado acechando a la compañía desde 2017. Según Steed, en ese año recibieron una carta de la EEOC que alertaba sobre una investigación por discriminación por edad. Sin embargo, su entonces abogado aseguró que las prácticas de contratación de la empresa eran legales y que no debían preocuparse.

La EEOC demanda por 15 millones de dólares a Meathead Movers por excluir a personas de más de 40 años en sus procesos de selección

La EEOC, por otro lado, mantuvo su posición y dos años después presentó una demanda por 15 millones de dólares contra Meathead Movers. Alegan que la empresa ha excluido intencionadamente a personas de 40 años o más en sus procesos de contratación desde al menos 2017.

La demanda detalla acusaciones graves. Afirma que los reclutadores de Meathead Movers han informado repetidamente a solicitantes mayores que la empresa solo contrata a “jóvenes” o a estudiantes y atletas de “edad universitaria”. Además, sostiene que la compañía ha excluido a solicitantes cualificados de cierta edad de roles clave, como mudanzas, embalaje y atención al cliente.

La EEOC también hizo público un fragmento de notas de entrevistas supuestamente anotadas por un funcionario de contratación. “Creo que está muy cualificada para el puesto”, rezaba la nota. “Su experiencia previa sugiere que destacará en su puesto. Creo que se siente un poco intimidada por la edad de los empleados que trabajan aquí. Y aunque personalmente creo que es inmoral/no ético[,] no creo que encaje bien culturalmente debido a su edad”. Estas palabras, según la demanda, evidencian un claro sesgo discriminatorio hacia solicitantes mayores.

Así responde Aaron Steed, director ejecutivo de Meathead Movers, ante la demanda de la EEOC

Ante estas acusaciones, Aaron Steed rechaza categóricamente la existencia de tales prácticas en Meathead Movers. Afirma no tener conocimiento de que un director de reclutamiento haya escrito notas de este tipo y sostiene que va en contra de la cultura de la empresa.

“No sé de qué están hablando”, dijo Steed. “Eso va totalmente en contra de la cultura de nuestra empresa, de nuestra formación, de quiénes somos y de lo que somos. Me encantaría ver y revisar de qué están hablando [la EEOC], y trabajar realmente con ellos en eso, pero nunca hemos sido capaces de discutirlo realmente con ellos.”

Steed también señaló que la administración de Meathead Movers cuenta con empleados de diversas edades, incluyendo aquellos que superan los 40, 50, 60 e incluso 70 años. Estos empleados forman parte de una plantilla de 320 personas distribuidas en seis sedes en California.

“Las acciones de la EEOC … [están] amenazando el sustento de 320 familias a medida que aumenta el desempleo y la inflación”, dijo Steed.

La empresa de mudanzas abre recaudaciones a través de GoFundMe para enfrentar la demanda interpuesta por la EEOC

Trabajar para Meathead Movers implica una labor físicamente exigente, como transportar y empacar objetos pesados, subir y bajar escaleras, y mantener una actitud positiva durante todo el proceso. En su sitio web, la empresa destaca su riguroso proceso de contratación, que incluye múltiples entrevistas y verificaciones de antecedentes. Además, cada empleado es remunerado para observar a los recién llegados durante los servicios de mudanza, asegurando así altos estándares de trabajo.

La formación no termina con la contratación. Todos los empleados de mudanzas y embalaje son inscritos en la “Universidad Meathead”, donde reciben un “programa de formación de inspiración militar con más de 400 procedimientos”. Según Steed, este enfoque garantiza la eficiencia y la calidad en cada servicio prestado.

A pesar de la demanda, la imagen pública de Meathead Movers no parece haberse visto afectada. Steed asegura que su negocio no ha experimentado una disminución significativa, y la comunidad local ha expresado su apoyo en plataformas de medios sociales como Nextdoor, donde se han destacado las contribuciones de la empresa a la Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica y a la página de GoFundMe de Aaron Steed.

Hasta la fecha de cierre de esta noticia, la página de GoFundMe había recaudado 22.141 dólares de los 500.000 previstos. La recaudación en GoFundMe para Meathead Movers se ha convertido en un aspecto destacado de la situación, ya que la comunidad local y seguidores de la empresa expresan su apoyo ante la demanda por discriminación por edad interpuesta por la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Estados Unidos (EEOC). Steed planea utilizar estos fondos para cubrir los costos legales asociados con la defensa contra la demanda de la EEOC. La empresa tiene plazo hasta el 1 de febrero para presentar su respuesta ante el gobierno federal.

“Se trata de una caza de brujas para intentar sacarnos del negocio”, afirma Steed. “Hemos tenido contadores públicos forenses que afirman que eso me dejaría fuera del negocio. Es un intento del Gobierno de erradicar una pequeña empresa”.

A medida que Meathead Movers se prepara para la batalla legal que se avecina, la incertidumbre se cierne sobre la empresa y sus empleados. La audiencia programada para el próximo mes podría determinar el destino de esta icónica empresa de mudanzas y, potencialmente, sentar un precedente en el ámbito de la discriminación laboral por edad en Estados Unidos.