Dom. Feb 25th, 2024
Advanced Fleet Management Consulting. (2023). Supercargadores de Tesla [Image]. Recuperado de https://advancedfleetmanagementconsulting.com/blog/2021/06/28/tesla-58/Advanced Fleet Management Consulting. (2023). Supercargadores de Tesla [Image]. Recuperado de https://advancedfleetmanagementconsulting.com/blog/2021/06/28/tesla-58/

Tesla, la innovadora compañía de vehículos eléctricos liderada por Elon Musk, ha decidido aplicar multas a los propietarios de sus vehículos que ocupen los Supercargadores de la marca después de haber completado la recarga.

La medida de multar a los usuarios de Tesla, se implementa como respuesta a las numerosas quejas recibidas por la empresa respecto a la ocupación prolongada de estos puntos de carga ultrarrápidos. Esta nueva tarifa de inactividad demuestra la creciente presión sobre la disponibilidad de estos puntos de carga, lo que lleva a Tesla a tomar medidas para garantizar una rotación eficiente y rápida de los usuarios.

¿Qué son los Supercagadores por cuyo uso indebido Tesla está multando a sus conductores?

Los Supercargadores, son puntos de carga ultrarrápidos para vehículos eléctricos, introducidos como una innovación pionera en la industria de la movilidad eléctrica por Tesla. Con capacidades de hasta 250 kW, estos puntos permiten a los conductores de vehículos Tesla cargar sus baterías en cuestión de minutos, marcando un avance significativo en la reducción del tiempo de recarga en comparación con otros puntos de carga convencionales.

Como respuesta a las numerosas quejas recibidas por la empresa respecto a la ocupación prolongada de los Supercargadores, los puntos de carga ultrarrápidos de la marca, Tesla ha introducido la denominada “tarifa de inactividad” que se suma a la estrategia de la empresa para optimizar la disponibilidad de los supercargadores, que son conocidos por su capacidad de cargar vehículos eléctricos Tesla en cuestión de minutos.

Así es la tarifa de inactividad que podría llegar a costar un euro por cada minuto a los conductores de Tesla

La tarifa de inactividad funcionará como una suerte de multa económica, con un costo que podría llegar hasta un euro por cada minuto adicional que el vehículo permanezca conectado al Supercargador. La compañía ha expresado su frustración al llegar a estaciones y encontrar los puestos ocupados por vehículos que ya han completado la carga. Con el objetivo de aumentar la disponibilidad de los Supercargadores y mantener su eficiencia, Tesla ha implementado esta tarifa como una medida para desincentivar que los conductores dejen sus vehículos conectados una vez que la carga ha finalizado.

Tesla argumenta que esta medida imita la lógica de una gasolinera, donde los usuarios retiran sus vehículos una vez que han completado el llenado de combustible para permitir que otros usuarios utilicen el espacio de carga. La tarifa de inactividad se aplica a través de la aplicación móvil de Tesla y se cobra por cada minuto adicional que el vehículo permanezca conectado al Supercargador después de haber completado la carga.

La multa impuesta por Tesla genera debate entre los conductores de la marca

La medida ha generado debate entre los usuarios de la marca Tesla, ya que algunos expresan su comprensión ante la necesidad de liberar estos puntos de carga para otros conductores, mientras que otros consideran que la aplicación de multas podría resultar excesiva. La empresa, por su parte, ha argumentado que la tarifa de inactividad tiene como objetivo replicar la lógica de una gasolinera, donde los usuarios no dejan sus vehículos ocupando un surtidor una vez completado el llenado de combustible.

La aplicación de esta multa no será arbitraria; Tesla ha establecido condiciones específicas para su aplicación. La tarifa de inactividad se activará cuando una estación de Supercargadores alcance el 50 % de ocupación, duplicándose si la estación está completamente llena. Los usuarios serán notificados a través de la aplicación móvil de Tesla cuando la carga esté a punto de completarse y nuevamente una vez finalizada, proporcionando un margen de cinco minutos para retirar el vehículo sin incurrir en la tarifa de inactividad.

Es importante destacar que la tarifa de inactividad no tiene un límite máximo, lo que significa que los propietarios acumularán cargos mientras su vehículo permanezca conectado al Supercargador. Estos cargos se asociarán al método de pago vinculado a la aplicación de Tesla y se facturarán directamente a la tarjeta correspondiente. En caso de que el método de pago falle, se espera que la deuda se liquide en la próxima visita del vehículo a un Centro de Servicios de Tesla.

La insuficiente infraestructura de puntos de recarga preocupa más que la multa a conductores de Tesla en España

En el contexto de la infraestructura de carga en España, el anuncio de Tesla ha despertado un interés particular. Aunque el país cuenta con más de 23,000 puntos públicos de recarga, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), alrededor del 25 % de estos no funcionan. Además, la mayoría de los puntos de carga ofrecen potencias inferiores a los 22 kW, lo que, según ANFAC, refleja una infraestructura insuficiente y de baja potencia.

La reacción de la comunidad de propietarios de vehículos Tesla en España aún está por verse, pero la implementación de esta tarifa de inactividad sin duda generará un diálogo sobre la gestión de la infraestructura de carga en el país y la necesidad de adaptarse al crecimiento continuo de la adopción de vehículos eléctricos.

La decisión de Tesla de imponer multas a conductores que ocupan Supercargadores después de cargar plantea interrogantes sobre la gestión de la infraestructura de carga y la eficiencia en el uso de estos puntos críticos para los usuarios de vehículos eléctricos.