Mié. Abr 24th, 2024

El Comité de Seguridad Marítima (MSC) de la Organización Marítima Internacional (IMO) ha concluido su reunión, que tuvo lugar desde el 14 hasta el 23 de mayo, con un importante tema en su agenda: la propuesta del subcomité de Mercancías Peligrosas, Cargas Sólidas y Contenedores (DSC) sobre un cambio en el convenio SOLAS en relación a la verificación del peso de los contenedores. Según la propuesta, se exigirá la verificación del peso de los contenedores antes de su carga a bordo de los buques.

Esta propuesta fue presentada inicialmente en junio de 2012 por el World Shipping Council, que representa los intereses de diversas entidades y la Cámara de Comercio Internacional.

En caso de ser aprobada por el MSC, la propuesta será incluida en la agenda del comité para su reunión en noviembre, donde se tomará una decisión formal y se establecerá un calendario de aplicación. Sin embargo, este proceso plantea desafíos significativos, ya que requerirá cambios importantes en las terminales actuales. Surgirán preguntas como: ¿Dónde se realizará el pesaje de los contenedores? ¿Antes de ingresar a las terminales o al momento de ingresar? ¿Quién asumirá los costes de las instalaciones y del pesaje?

Considerando los debates que se han generado en las redes sociales entre diversas organizaciones, se espera que la adopción de la propuesta sea bien recibida por los capitanes de los buques portacontenedores, ya que garantizará la seguridad de la estiba al conocer la posición del centro de gravedad del buque. Este aspecto es fundamental para la seguridad de la nave, como lo demuestra una vez más la tragedia del SEWOL. Sin embargo, queda por resolver quién asumirá los costes adicionales. ¿Será el armador o el cargador? Esperamos obtener respuestas en la reunión de noviembre.