Mié. Abr 24th, 2024

La reconocida compañía de transporte y logística Maersk, ha dado un paso en su estrategia de expansión al inaugurar un nuevo almacén en la ciudad de Tijuana, México. Esta moderna instalación, que abarca unos 30.000 metros cuadrados, está destinada a facilitar las operaciones transfronterizas de sus clientes en la región.

Maersk elige Tijuana para ubicar su nuevo almacén por su importancia como epicentro del comercio transfronterizo

El nuevo almacén, ubicado estratégicamente en Prisma XII, dentro del Parque Industrial Pacífico en Tijuana, Baja California, representa un hito importante para Maersk en su compromiso por brindar soluciones logísticas integrales en el comercio entre Estados Unidos y México. Esta decisión no es arbitraria; más bien, es una respuesta a la creciente importancia de Tijuana como epicentro del comercio transfronterizo en la región.

Al respecto, Patricia Pérez Salazar, Directora General de Maersk en México, comentó: “Con un enfoque en los servicios del programa IMMEX, el control de inventarios y la integración transfronteriza sin fisuras, estamos posicionados para capitalizar el panorama de la manufactura en México y nuestro compromiso de ofrecer un servicio inigualable a nuestros clientes. Al aprovechar estratégicamente nuestro nuevo almacén en Tijuana, adaptado a las complejidades del comercio transfronterizo, estamos mejor posicionados para ofrecer a nuestros clientes en la región soluciones logísticas verdaderamente integradas”.

Las instalaciones de Maersk en Tijuana amplían su oferta de servicios y ya cuentan con certificaciones de sostenibilidad

Las instalaciones recién inauguradas cuentan con una certificación LEED Gold, lo que significa que se han implementado prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente en su construcción y funcionamiento. Esto incluye la instalación de paneles solares en el techo, equipos de manipulación de materiales totalmente eléctricos, iluminación LED de bajo consumo y medidas para la reducción del uso del agua y la gestión de residuos.

El almacén no solo se enfoca en el almacenamiento convencional, sino que también ofrece una amplia gama de servicios adicionales, como clasificación, cross-docking, gestión de inventarios, etiquetado, envasado, reempaquetado y cumplimiento de pedidos. Además, se ha diseñado para llevar a cabo operaciones de “fulfilment” o “e-fulfilment” en los Estados Unidos, aprovechando las oportunidades que ofrece el tipo de envío de la Sección 321 para envíos de comercio electrónico.

La elección de Tijuana como ubicación para este nuevo almacén no es fortuita. En los últimos años, la ciudad ha experimentado un crecimiento notable en su sector manufacturero, impulsado en gran medida por la tendencia al nearshoring entre México y Estados Unidos. Esta tendencia ha convertido a Tijuana en un destino atractivo para empresas de todo el mundo que buscan aprovechar su ubicación estratégica y sus sólidas infraestructuras para el comercio internacional.

Tijuana, situada cerca del puerto de Ensenada y con acceso a diversos medios de transporte, incluyendo ferrocarril, camión y avión, se ha consolidado como un importante centro neurálgico para el comercio entre Estados Unidos y México. Su proximidad a la frontera estadounidense y su activo entorno manufacturero la convierten en un lugar ideal para empresas como Maersk que buscan expandir sus operaciones en la región.

Esta decisión no solo beneficia a Maersk, sino también a sus clientes, quienes ahora contarán con una amplia gama de servicios logísticos adaptados a las complejidades del comercio transfronterizo. Además, demuestra el compromiso de Maersk con el mercado mexicano y su visión de seguir creciendo y expandiendo su presencia en el país.

Con este nuevo almacén en Tijuana, Maersk consolida su posición como uno de los principales actores en el comercio transfronterizo entre Estados Unidos y México. Sin duda, esta inauguración marca el inicio de una nueva etapa de crecimiento y desarrollo para la compañía en la región.