Dom. Feb 25th, 2024

El Gobierno de Canadá realiza un importante encargo estratégico a la compañía Airbus Defence and Space, adjudicando un contrato millonario para la adquisición de cuatro aviones Airbus A330 (MRTT) de nueva construcción y la renovación de cinco aviones A330-200.

La inversión total para este contrato asciende a aproximadamente 3.000 millones de dólares canadienses, lo que equivale a unos 2.100 millones de euros. La nueva flota de aviones MRTT, conocida como “Strategic Tanker Transport Capability” (STTC), reemplazará al antiguo CC-150 Polaris (A310 MRTT), actualmente operado por la Royal Canadian Air Force (RCAF). La flota A310 se utiliza en la actualidad para llevar a cabo el transporte de funcionarios del Gobierno de Canadá, personal y carga militar, realizar evacuaciones médicas y operaciones de reabastecimiento. El objetivo de esta adquisición es fortalecer las capacidades de defensa continental de Canadá y mejorar su presencia en el ámbito militar.

El A330 MRTT es reconocido como el avión cisterna polivalente más avanzado del mundo y se adapta a las necesidades de Canadá para proteger su territorio y aumentar la potencia de las operaciones en el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD) y en la OTAN, según explicó el director ejecutivo de Airbus Defence and Space, Mike Schoellhorn.

Los aviones serán fabricados en Getafe La producción de los nuevos aviones en la planta de Airbus en Getafe, España

La construcción de los nuevos aviones Airbus A330 MRTT se llevará a cabo en la planta de Airbus ubicada en Getafe, Madrid, España. Los aviones recién fabricados se ensamblarán en la línea de producción del avión A330 en Toulouse, Francia, antes de ser enviados a Getafe para el proceso de conversión. Esta planta será responsable de la fabricación de los nuevos A330-200 y de la conversión de los modelos comerciales A330-200 a fines militares. Se espera que el proceso de ensamblaje y producción de los aviones comience a mediados de 2025, y el primer A330 MRTT renovado será entregado a las fuerzas aéreas de Canadá en 2027.

Especificaciones y capacidades del Airbus A330 MRTT

El Airbus A330 MRTT es ampliamente reconocido como un avión cisterna polivalente altamente avanzado. Con 76 pedidos de 15 clientes en todo el mundo y una capacidad para transportar hasta 300 efectivos, el avión ha acumulado una impresionante cuota de mercado del 90% fuera de los Estados Unidos. Además, ha registrado más de 270.000 horas de vuelo, demostrando su confiabilidad y rendimiento en una variedad de misiones.

Estos aviones cisterna serán equipados con sistemas de reabastecimiento mediante manguera y canasta, así como con un sistema de brazo telescópico. También contarán con soluciones de ciberseguridad y contramedidas, así como un kit de Evacuación Médica de Airbus, que incluye dos unidades de cuidados intensivos y camillas adicionales.

Modernización de la infraestructura de capacitación operativa aérea

El contrato incluye un conjunto completo de servicios de capacitación para preparar y mantener la preparación de la tripulación. Entre estos servicios se encuentra el acceso a dispositivos de capacitación de vanguardia, como el simulador de vuelo completo. Esta modernización de la infraestructura de capacitación operativa aérea de las Fuerzas Armadas canadienses garantizará que el personal esté completamente preparado para operar estas nuevas aeronaves y aprovechar al máximo sus capacidades.

El papel estratégico de Airbus en la industria aeroespacial canadiense

Con este contrato Airbus consolida su posición en la industria aeroespacial canadiense. La compañía ha sido un actor clave en el país durante casi cuatro décadas y esta adquisición reafirma su influencia y contribución al fortalecimiento de las capacidades de defensa aérea de Canadá.

La adquisición de los cuatro aviones Airbus A330 MRTT y la conversión de los A330-200 usados representan un paso significativo en el proceso de modernización y fortalecimiento de las capacidades de defensa de Canadá. Estos avanzados aviones cisterna permitirán a Canadá mantener su soberanía, mejorar sus operaciones militares y colaborar con sus aliados internacionales en el cumplimiento de misiones conjuntas.