Mié. Abr 24th, 2024

El grupo francés Vinci ha adquirido la gestión de los aeropuertos portugueses tras ganar la subasta con una oferta de 3.080 millones de euros. Esta puja contó con la participación de otras empresas europeas, brasileñas y argentinas.

El Gobierno conservador de Pedro Passos Coelho ha anunciado la transferencia de la empresa nacional aeroportuaria, ANA, al grupo francés, así como la concesión de la gestión de las principales terminales aéreas del país por un periodo de 50 años.

Vinci, presente en más de cien países, ya opera una docena de aeropuertos, principalmente en Francia, además de gestionar líneas ferroviarias y autopistas. En Portugal, es accionista mayoritario de la empresa Lusoponte, encargada de los dos grandes puentes de Lisboa, el Vasco de Gama y el 25 de Abril, hasta el año 2030.

Según los términos de la licitación de ANA, Vinci deberá pagar de inmediato 100 millones de euros como señal y presentar garantías bancarias para el resto de la operación antes de la firma de los contratos. Además, la empresa francesa adquirirá el 95% de las acciones de ANA y ofrecerá el resto a los trabajadores. Está prohibido que Vinci venda ANA durante los próximos cinco años.

Las ofertas de la brasileña CCR, la Corporación América de Argentina y las gestoras de los aeropuertos de Frankfurt y Zurich, que eran de menor cuantía, fueron descartadas. El grupo colombiano Odinsa, que inicialmente estaba interesado, no llegó a presentar una oferta en la última fase.

Esta privatización era la última gran operación pendiente en Portugal, como parte de las medidas de reducción del sector público impuestas por el rescate financiero del país.

Vinci, tras adquirir ANA, a través de su filial Vinci Airports, ha expresado su satisfacción al convertirse en un actor internacional destacado en el sector de concesiones aeroportuarias. Con esta adquisición, Vinci Airports gestionará un total de 23 aeropuertos en Portugal, Francia y Camboya, que reciben a más de 40 millones de pasajeros al año.

La compañía ha destacado la calidad de las plataformas aeroportuarias de ANA, con más de 30 millones de pasajeros en 2012, la mayoría internacionales, y un crecimiento medio del tráfico superior al 4% en la última década. Además, Vinci ha resaltado la importancia estratégica del hub de Lisboa debido a su posición en destinos de alto crecimiento, como Brasil y los países lusófonos de África. La firma del contrato de cesión está programada para enero de 2013.